WT en los Medios

Hablamos de movilidad urbana en i-ambiente cities

23-07-2015 | Publicado en WT en los medios

 foto WeGO&Paark

Movilidad urbana: el reto energético

Según varios estudios publicados por la ONU, actualmente el 54% de la población mundial reside en las ciudades con una proyección de aumentar hasta los dos tercios para 2050. Es por ello que para un gran segmento de la población, en nuestra vida diaria y para casi cualquier actividad que decidamos hacer -trabajar, comprar, ocio, ir al colegio-, debemos desplazarnos por la ciudad o acceder a ella, lo que conlleva que al cabo del día se produzcan miles y miles de desplazamientos.

Ruido, contaminación atmosférica, congestión de tráfico, pérdida de horas, despilfarro energético, pérdida de combustible, excesivo consumo de espacio público, e incluso el estrés producido por estas situaciones, son algunos de los problemas más significativos con los que las ciudades y sus entornos periféricos conviven en la actualidad. De ahí que cada vez cobre más sentido cambiar el modo actual de movernos por la ciudad para que el derecho a la movilidad esté realmente garantizado.

Según Navigant Research, el mercado mundial de infraestructuras y servicios de movilidad urbana inteligente pasará de los 5.000 millones de dólares en 2015 a los 25.100 millones de dólares en 2024. Surge, por tanto, una orientación hacia criterios de sostenibilidad que permita a los ciudadanos disfrutar de la ciudad, con desplazamientos más seguros y que se economice tiempo y energía, favoreciendo con ello la protección del medio ambiente y la salud y calidad de vida. Se trata de un concepto muy vinculado a las “personas” de cualquier índole (ancianos, discapacitados, peatones, ciclistas…) y a la cohesión social.

En este nuevo contexto, la Administración Pública juega un papel relevante a la hora de promover el cambio hacia un modelo de Movilidad Urbana Sostenible, con la puesta en marcha de nuevas iniciativas que pasan por la promoción del carril-bici, la peatonalización de las calles, el fomento del transporte público, o combinado (multimodal y público−privado) y una mejor gestión de la red de parking público. Los objetivos básicos de estas políticas de movilidad sostenible son reducir las emisiones contaminantes, minimizar la presencia del automóvil y favorecer los desplazamientos más respetuosos con el medio ambiente. En paralelo, se hace necesario crear una conciencia ciudadana al respecto y cambiar los hábitos hacia otros que contribuyan a implantar este nuevo modelo, como el uso más racional del vehículo privado, principal causante del deterioro del medio ambiente urbano.

Para ello, Gobierno Central, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos han tenido diferentes respuestas a lo largo del tiempo. Unas veces apostando por políticas de infraestructuras (gestión del tráfico a tiempo real, sistemas de parking inteligentes, redes de recarga pública para vehículo eléctrico, etc.) o políticas de ordenación del territorio, y otras combinando diferentes políticas, adaptándose a los cambios normativos relacionados con la protección ambiental. En la actualidad,el conjunto de las administraciones está en disposición de aprovechar los conocimientos desarrollados durante etapas anteriores o incluso de otros organismos creando bancos de datos de “Buenas Prácticas”, además de promover los beneficios del uso de las nuevas tecnologías para el desarrollo de ciudades inteligentes. Con estas herramientas tecnológicas, tanto los ciudadanos como las administraciones tienen a su alcance información en tiempo real para prever situaciones de tráfico, compartir activos, mejorar el desplazamiento de las personas y, en definitiva, ayudar a mejorar la capacidad y la experiencia de los viajes haciéndolos más seguros y eficientes.

En Wellness Smart Cities &Solutions (www.wsmartcities.com), creemos que estos nuevos patrones emergentes en el ámbito dela movilidad urbana son ya una realidad demandada por la mayoría de ciudadanos por los numerosos beneficios que conlleva para la sostenibilidad de lasalud de la ciudad”.

Bajo este nuevo escenario, Wellness Smart Cities& Solutions ha desarrollado un nuevo producto, bautizado como WeGo&Park, capaz de detectar los estacionamientos libres en la vía pública a través de un método novedoso, comparado con la limitación de la detección del emplazamiento a través de los sensores de asfalto, que aparte de lo costoso de su instalación, requieren de una zona delimitada de aparcamientos para poder operar. WeGo&Park se basa en un sistema de procesado distribuido de vídeo en tiempo real de una red de cámaras estratégicamente colocadas para cubrir la zona de estacionamientos deseada, como por ejemplo una calle de la vía pública. Este sistema permite que los usuarios de cualquier tipo de vehículo localicen las plazas libres para aparcar su vehículo en las proximidades de su itinerario o en el área cercana a su destino desde una aplicación web y móvil multiplataforma. Igualmente, de forma rápida y sencilla, WeGo&Park permite realizar una reserva de plaza o consultar zonas prohibidas o especiales de aparcamiento, entre otras funcionalidades.

Con WeGo&Park, Wellness Smart Cities& Solutions quiere contribuir al bienestar social de los ciudadanos, ayudándolos a reducir el tiempo de búsqueda de aparcamiento y el consumo de combustible, y de la ciudad en su conjunto, al aminorar considerablemente el nivel de contaminación  y las emisiones de CO2.

Asimismo, para las administraciones se convierte en un aliado para la gestión del tráfico de sus municipios, y por tanto de mantener una mayor calidad del servicio a los ciudadanos, ya que gracias a la recogida de datos en tiempo real, WeGo&Park permite a las autoridades locales recibir una alerta y localizarlos aparcamientos indebidos, a la vez que es una herramienta para incrementar la transparencia en la gestión mediante la publicación de la información de ocupación de los espacios de aparcamiento público.

Artículo de Macarena Santiesteban para el portal i-ambiente cities.