WT en los Medios

Sobre la gestión de residuos en ‘i-ambiente cities’

30-03-2015 | Publicado en WT en los medios

ewasLas Nuevas Tecnologías al servicio de la mejora de la gestión de Residuos

Día a día las empresas y centros de investigación trabajan en innovar en materias que a priori parecen lejanas a la vida diaria de los ciudadanos, quienes no pueden identificar los progresos y mejoras que aportan a su bienestar. Sin embargo, en muchas ocasiones estas tecnologías no invasivas permiten contribuir en el ahorro de emisiones, de gastos públicos y hacer ciudades cada vez más sostenibles de manera que el ciudadano tenga una calidad de vida mayor.

En esta era de crisis económica, la eficiencia de muchos de los servicios públicos ha sido cuestionada. Entre ellos la gestión de residuos, que es uno de los servicios con mayor impacto desde el punto de vista medio ambiental, social y económico a escala mundial. Según Eurostat, en el año 2012 la media de residuos municipales generados en la UE-28 ha sido de 492 kg por habitante y año. En España la cantidad estimada fue de 464 kg por habitante y año.

La Comisión Europea en los últimos años ha trabajado en varias directivas  con el objetivo de reducir la emisión de gases de efecto invernadero y los costes asociados a los servicios públicos de gestión de residuos, fijando unos objetivos claros para el 2020 y situando el sector de la gestión de residuos como una de las mayores prioridades en la Unión Europea.

La recolección y transporte de los residuos pueden llegar a alcanzar el 70% del coste total de la gestión de residuos. Estos costes pueden variar entre los distintos Estados Miembros y entre los distintos municipios dentro del mismo Estado Miembro. Algunos de los principales factores que afectan a estos grandes costes son el esquema de recolección urbana, la frecuencia de recogida o el grado de dinamismo y optimización de la metodología de recogida de residuos empleada.

Por otro lado, y no menos importante, la recolección y transporte de los residuos tiene un coste energético intenso. Este coste viene derivado principalmente del consumo de combustible de los vehículos de recogida que a su vez depende de ciertos factores como la carga, las rutas, frecuencia y eficiencia en la conducción.

Las nuevas tecnologías y herramientas informáticas se ponen a disposición del sector de la gestión de residuos, un área de interés público-privado, para impulsar la innovación y eficiencia de las distintas metodologías y contribuir a la reducción marcada como objetivo en la directiva europea.

Entre las áreas de aplicación de nuevas tecnologías para optimizar la gestión de residuos donde se están enfocando mayores esfuerzos de investigación y donde se espera conseguir un gran impacto es en la optimización de las rutas de recogida y en la consecución de una mayor participación de los ciudadanos en esta mejora. Esta última área que involucra al ciudadano es considerada fundamental para el éxito de cualquier estrategia de gestión de residuos, mediante la implicación de este en el proceso mediante medios interactivos, información y servicios de valor añadido se conseguirá un mayor impacto medioambiental.

En este contexto, la Comisión Europea dentro del capítulo LIFE+ Política y Gobernanza Medioambientales, dedicado a proyectos pilotos que contribuyan al desarrollo de conceptos políticos, tecnologías, métodos e instrumentos innovadores, ha respaldado el proyecto LIFE EWAS que propone demostrar el potencial de los avances de las tecnologías de la información en la optimización de la gestión de residuos.  Esta iniciativa, liderada por Wellness Telecom,  está trabajando en el uso de tecnologías poco invasivas para análisis de datos de disposición de residuos en los contenedores de reciclables para optimizar las rutas de recogida e involucración del ciudadano en las ciudades de Sevilla y Chania (Grecia), respectivamente.

Con esta actuación se prevé reducir los costes de las actividades de gestión de residuos entre un 15 y un 30 por ciento así como lograr una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de más de un 10 por ciento.

Es la hora de que la gestión de residuos, como servicio público, dé el paso hacia un modelo más sostenible e innovador apostando por todas aquellas tecnologías y aplicaciones que contribuyan a lograr una gestión de las ciudades más eficiente e integrada.

 

Por  Ignacio García Vega | Twitter: @igarciaWT  | Responsable de Oficina Técnica I+D de Wellness Telecom @wellnesstelecom

**Este artículo fue publicado en el portal i-ambiente cities.